Este lugar siempre tiene luz

Poemas de los libros de Lydia Raquel Pistagnesi Eres el paisaje que se adentró en mi sangre... El grito que acompaña mis silencios... La mirada que se esfuma en el crepúsculo Cuando asoman las lágrimas

viernes, 15 de octubre de 2010

Gracias Chile







Palpita el corazón de la montaña.
Polvo, espanto, caos, desolación.
El estupor de treinta y tres mineros
inmersos el el fondo del infierno,
trabajando por el sustento diario.
No escucharon el grito de la tierra,
ni el peligro acechando sus figuras.
Después:
Ángeles asustados, oscuridad,
solo ellos, Dios, una lágrima
y el deseo de volver a sentir el sol
sobre sus rostros curtidos.
Fueron muchos los días de zozobra.
Diecisiete.
Enfrentados a la roca hostil
que los mantenía prisioneros.
Midiendo cada palabra, sin quejas,
solo un rezo aflorando a sus labios.
Las noticias corrían por el mundo
como lenguas de fuego arrasando conciencias.
¡No existe probabilidad de vida!
comentaban algunos incrédulos
Nuevamente,
la desgracia azotando a un país
¡Pero la fe del pueblo y su gobierno
redoblaron la apuesta!.
Vibró la roca con maquinaria extraña,
y el amor le ganó a los presagios
La mole de granito se rindió ante el trabajo
y una brecha de luz ilumino el cansancio
Desde el fondo del abismo
esos rostros agotados sonreían.
Viven
Un grito unánime inundó el lugar,
están allí, débiles pero enteros.
Cada país colaboró en la empresa
y cada habitante del planeta se unió en oración.
Setenta días. trabajo sin descanso
Dentro, el calor, la humedad la incertidumbre,
afuera un pueblo improvisado
sobre el árido piélago bautizado, "Esperanza".
El túnel fue creciendo día a día.
Al fin, bajó la cápsula bajó
a las profundidades de la nada.
Uno a uno, subieron los mineros
con su mochila al hombro,
sin culpas, asombrados,
impactando al mundo con muy pocas palabras,
Ese gracias para sus superiores,
sin rencor, sin malicia, sin reproches
Chile mostró su rostro sin vergüenza.
La unión hace la fuerza, la humildad hace el resto.
Desafiaron a la fatalidad y usaron como escudo a Dios
Él, en recompensa ,les devolvió la vida.


Gracias hermanos chilenos
por enseñarnos lo que se pueden lograr
cuando un pueblo y su gobierno están unidos

Lydia Raquel Pistagnesi

Adoos

Sitio certificado por
Adoos
p reg car
post classifieds

Archivo del blog

http,// Lydia Raquel Pistagnesi blogspor.com mi refugio

Mi foto
Banfield, Buenos Aires, Argentina
Legar a los ecritores de todo el mundo