Este lugar siempre tiene luz

Poemas de los libros de Lydia Raquel Pistagnesi Eres el paisaje que se adentró en mi sangre... El grito que acompaña mis silencios... La mirada que se esfuma en el crepúsculo Cuando asoman las lágrimas

martes, 9 de junio de 2009

Poemas. Poemas. Poemas




Amordacè recuerdos,
tratando de olvidarte
Ahogue ese amor
en amaneceres solitarios
de almohadas
empapadas en lágrimas.
Caminé
madrugadas frías
con melodías desafinadas
y cenizas de rosas.

¡Cuanto cansancio!..........

Ráfagas de tiempo
sacudieron mis limites.

Comprendi

Ya no hay espacios
para tu presencia

Lydia Raquel Pistagnesi Del libro "Dibujando Poesías"

14 comentarios:

  1. ay que me llegaste!
    recordé esa sensación, ese cansancio, eso era lo peor, cansada de tanto llorar.
    Hermoso y sentido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Cuesta llegar a la meta del vacio pero cuando por fin se llega aunque sea abatida es grande la recompensa.

    Precioso poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El dolor es patrionio de la humanidad,las làgrimas limpian el alma y cuando el cansancio se hace carne , nos damos cuenta que debemos continuar.

    Lydia Raquel Pistagnesi

    pavlav
    Si te gustò tanto este poema,te lo entrego como un premio a tu blog, ponlo con el comentario que esta arriba y puedes regalarcelo a otros cinco amigos
    Besosssssss
    Lydia

    ResponderEliminar
  4. Querida Anna Te digo lo mismo que a pavlov, llevatelo como premio para tu blog con el pensamiento que le deje a ella, Puedes tambièn regalarlo.
    Gracias por tus comentarios y tu compañia.
    Besos
    Lydia

    ResponderEliminar
  5. Precioso poema lleno de sentimientos y con todo el corazón como todo lo que escribes y compartes con nosostros.
    Las lagrimas, el dolor y el cansancio son enseñan que tenemos que continuar, que siempre cuesta llegar a la meta, pero al final es grande la recompensa.

    Un besito Rosario

    ResponderEliminar
  6. Gracias Rosario por tus palabras.
    y tu compañia, tanto la alegrìa como el dolor se comparten y muchas veces, al identificar el lector su dolor, se siente reconfortado. Tu misiòn, la mia y la de todos los que queremos las letras, es llevar amor a la humanidad
    Besossssssssssssssss
    Lydia

    ResponderEliminar
  7. Extraño amiga, me hiciste recordar mi cansancio ...
    ahora comienzo a caminar sin peso, sin prisa y con la ilusión de un nuevo día

    Un gran beso

    ResponderEliminar
  8. Querida silencios, ¿Te han hecho bien mis palabras,?, llevatelas a tu blog, No hay nada mas gratificante,como poder, "ACARICIAR EL ALMA DE LOS AMiGOS"
    Besos
    Lydia

    ResponderEliminar
  9. Mil Gracias Lydia eres una persona muy generosa, buena de corazón.

    Me llevo tus bellas palabras en mi corazón ...

    Mis besos

    ResponderEliminar
  10. Silencios, la generosidad es por ambas partes
    Cariñoa
    Lydia

    ResponderEliminar
  11. YA NO HAY ESPACIOS PARA TU PRESENCIA.
    solo cenizas quedan del pasado
    fuegos encendidos hoy apagados
    hoy los ojos no lloran tu ausencia.

    Lydia Raquel, tus versos afloran del alma llena de amor con fuegos apagados.

    Abrazo sincero

    ResponderEliminar
  12. ¿Ssbes M. Angel? Asì me llamaban mi padre y mi esposo,gracias me produjo una gran ternura.
    Amigo, todo lo que hay en este blog es de los amigos, puedes tomar lo que te guste.
    Ellos (Mis dulces ausencias) me enseñaro que lo bueno se comparte siempre y sabe mejor..............
    Cariños
    Lydia

    ResponderEliminar
  13. Amordacé recuerdos tratando de olvidarte...¡ cuantas veces he querido hacer lo mismo, Lydia! Me siento muy identificada con tu bello poema. Es hermoso...Muchos besos.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Maria por tu viaje a travèz de los mares, y si, a veces amordazamos recuerdos, para no gritar y correr tras ellos.......
    Te dejo un gran beso
    Lydia

    ResponderEliminar

Adoos

Sitio certificado por
Adoos
p reg car
post classifieds

Archivo del blog

http,// Lydia Raquel Pistagnesi blogspor.com mi refugio

Mi foto
Banfield, Buenos Aires, Argentina
Legar a los ecritores de todo el mundo